Torre del Infantado

  • en
  • es

Torre del
INFANTADO

El edificio más emblemático y representativo

Una  de  las  torres más señeras  de  la arquitectura cívico-militar de la Baja  Edad  Media  en Cantabria,  construida en el siglo XV ,perteneció al Marqués de Santillana, D. Iñigo López de Mendoza y posteriormente a D. Diego Hurtado de Mendoza, primer Duque del Infantado, del que toma el nombre.

Cumplía  funciones estratégico-militares  y  fue el principal testigo de  las  luchas  por  Liébana.  Se  trata  de un edificio  de  mampostería,  salvo  esquinales y vanos, de planta cuadrada con cuatro pisos y azotea, se  remata  por  una  cornisa apoyada en  modillones  que  sostenía  una  barbacana corrida.  Conserva cuatro pequeñas torres cúbicas almenadas en cada esquina. Se accede a ella por una  alta  escalinata  y a  través  de  una  puerta con arco apuntado, estando dominada por balcón  corrido  con  ventanales  enmarcados  en  alfiz.

Hoy día acoge la exposición permanente de los facsímiles del Beato de Liébana ( abad lebaniego del siglo VIII) y otras exposiciones temporales.

Desde el mirador almenado se puede disfrutar de las espectaculares vistas de los Picos de Europa y de la Villa de Potes.

Bien de Interés Cultural desde 1985

¿Te lo vas a perder?

© Copyright - Oficina Virtual de Turismo de Potes